#Cuba: Protestas 2021


El domingo 7 de julio del 2021 acudieron cientos de personas a las calles de Cuba, con concentraciones que se replicaron en todo el país. El motivo de estas manifestaciones de descontento es difuso, algunas personas están por la agilización de los procesos de vacunación, otras al grito de lemas reaccionarios como “Patria y vida” y otros justamente insatisfechos con las condiciones de mayor precarización que se ha vivido en la isla desde el inicio de la pandemia cuando las remesas norteamericanas y el turismo cesaron abruptamente en la isla. Estos actos se dan poco tiempo después de que el gobierno cubano empezara su campaña de vacunación con Abdala, la primera vacuna de fabricación latinoamericana y, según las cifras del gobierno, se ha hecho llegar a más del 20% de la población.

En un discurso el presidente de Cuba, Díaz-Canel, se pronunció sobre los hechos reafirmando que el sistema sanitario de Cuba está totalmente saturado en esta nueva ola de contagios, la más grande que ha vivido el país. De esta misma manera denunció las condiciones impuestas por el bloqueo de los EE. UU. hacia la isla, que sin dudas ha sido el mayor causante de las penurias económicas a las que ha sido sometido el pueblo y los trabajadores cubanos. Por otro lado, el presidente también denunció la campaña activa que se sostiene desde Washington y Miami para desestabilizar al país y así retroceder a la dependencia económica y política que mantuvo la isla con EE. UU. desde su independencia de España.

El discurso tiene sus críticas, las cuales se van a esbozar más adelante, sin embargo, se debe iniciar con su mayor acierto: la reacción terrorista de Miami (conocidos popularmente como los “gusanos”). Esta reacción es el mayor lobby político de EE. UU. por la continuación del bloqueo de Cuba. Estas personas para recuperar su poderío en la isla, cuyo objetivo es retroceder a la isla 60 años, no tienen ninguna vergüenza en ver a los cubanos de la isla afrontar unas penurias económicas sustanciales. Esta es la misma reacción que orquestó ataques terroristas a instalaciones turísticas cuando Cuba tuvo su apertura económica después del período especial, también con la intención expresa de desestabilizar al país. Por tanto, esta elite sanguinaria de gusanos y cualquier proyecto que emane de ellos no busca el bienestar general de los cubanos, sino su subordinación al gobierno de los EE. UU. y devolver a Cuba a las condiciones previas a la revolución que se debe de recordar fue un periodo caracterizado por una desigualdad incomparable y una pobreza en todas las instituciones que promueven el desarrollo humano, en beneficio de una elite inconmensurablemente rica e igual de dependiente a EE. UU. Por tanto, no se deben ceder a las provocaciones norteamericanas, todo lo contrario, el pueblo cubano debe profundizar los logros de la revolución.

Dicho esto, debemos aportar las críticas. Si bien el bloqueo económico de la isla es la razón principal de cualquier malestar económico y los comunistas debemos oponernos totalmente a esta medida imperialista, culpar al bloqueo de todo el malestar de la isla no es del todo acertado. Cuba lleva más de medio siglo con el bloqueo, durante el periodo donde pertenecía al bloque económico socialista, Cuba se encontraba en una posición bastante estable conservando el un modelo económico de dependencia con la URSS. Con la caída del bloque socialista, la isla entra en el periodo especial, y desde entonces inicia su lucha para tratar de mediar los efectos desastrosos de una economía basada en la dependencia, en un contexto geopolítico comparativamente de aislamiento. El gobierno cubano es el que ha fallado, y no la gente, en lograr avanzar en proyectos de producción agrícola en terreno socializado para saciar las necesidades de consumo interno. Al igual que ha fallado en consolidar una industria como mínimo capaz de saciar las necesidades propias de la realidad material a la que se han enfrentado. El modelo de dependencia del turismo se ha demostrado ser otra aspiración, de tintes contrarrevolucionarios, de alcances desastrosos para la construcción de la economía sólida que se amerita si no se desea avivar los fuegos de la reacción pro-yankie. Ha fallado también el gobierno de Cuba en la promoción del turismo y en su vista ciega a la explotación sexual que esto ha acarreado; lo cual ha tenido una repercusión moral muy negativa en el pueblo cubano, donde profesionales universitarios ganan infinitamente menos que los que trabajan para el turismo o se sirven de alguna manera de él.

Esta manifestación ha sido de las más grandes que se han dado en la isla desde los inicios de la revolución en el 59. Sin embargo, esto es probablemente más por la interconectividad entre los cubanos propiciado por el aumento del uso del internet 4G y no tanto así porque sea un movimiento popular de gran envergadura, esto está por verse. Esta manifestación tiene unos tintes similares a cualquier otra manifestación de masas acontecida en América Latina, repentina y desorganizada. Pero ante este hecho es incluso más importante preocuparse por los agentes de la reacción que surjan como dirigentes de un descontento mal enfocado.

En Cuba se deben profundizar los logros de la revolución, se deben empezar esfuerzos por eliminar la propiedad privada y proponer reformas productivas que pongan a caminar al país ante el bloqueo y no continuar con el estancamiento de comodidad en la que se encuentra la burocracia castrista, la implementación de planes quinquenales que busquen una salida progresista a los problemas económicos de la isla, y no revertirse a la dependencia. Se hace referencia aquí a medidas por el progreso tecnológico e industrial, modelos alternativos de energía que no dependan del petróleo, y en general un mejoramiento de las fuerzas productivas en las distintas regiones de la isla, en parte también para dejar de depender de la Habana como centro. Si estos esfuerzos son enfocados hacia la construcción de una Cuba revolucionaria encaminada al socialismo, no se debe temer a la organización popular.


X. Madrigal

174 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo