• J.O.

PLENOS DERECHOS A LOS MIGRANTES CENTROAMERICANOS

No a la represión pro yanqui

El domingo 17, la policía de Guatemala reprimió salvajemente a la caravana de miles de hondureños que intentan migrar hacia los Estados Unidos. El saldo: centenares de heridos, miles de apaleados y la deportación de 600 hondureños.


Pero la marcha de los migrantes sigue su curso. Los gobiernos de El Salvador, Guatemala, Honduras y México se han reunido para coordinar un reforzamiento militar en las fronteras y detener esta movilización migratoria.

Se trata de trabajadores y campesinos desocupados, mujeres y niños/as, familias trabajadoras completas que son obligados a migrar. En Honduras, Guatemala y El Salvador los índices de pobreza abarcan a la mitad de la población. La pandemia del Covid 19 agravó esta situación que fue encarada con negligencia por estos gobiernos.


El gobierno de López Obrador (AMLO) de México es una pieza clave de esta política represiva acordada con el imperialismo yanqui. Tanto con Trump con su famoso “muro”, como con Obama. El ascenso de Biden a la presidencia norteamericana no cambiará esta situación. Las declaraciones de AMLO de que confía que se flexibilizará la política migratoria del nuevo presidente es –en este campo también- una ilusión para justificar una política reaccionaria y represiva. Biden ya anunció que designará a Cecilia Muñoz como su Asesora de Inmigración. Ella fue una pieza clave en el récord histórico de deportaciones durante los mandatos de Obama y es partidaria de la “mano dura” contra los “delincuentes latinos”.

La lucha de los migrantes por su derecho a enfrentar la pobreza se une en forma directa a la de los trabajadores de Centroamérica contra los ajustes del FMI. Semanas antes hemos visto las masivas marchas sobre la Casa de Gobierno en la capital guatemalteca contra los “ajustes”. En Costa Rica, los trabajadores con huelgas y manifestaciones rechazaron el acuerdo con el FMI que estaba elaborando el gobierno. Ahora se quiere volver a intentar su imposición a través de un “acuerdo nacional” que integre a sectores de la burocracia sindical y de los partidos que se reclaman opositores.


Los abajo firmantes planteamos que es una misma lucha la de los trabajadores y campesinos unida a la de los migrantes. Reivindicamos el derecho a la libertad de migración, asilo incondicional, retirar los bloqueos represivos, asistencia social a las caravanas. Basta de represión: detengamos los operativos “tapones” contra los migrantes. Abajo los muros contra los pueblos.

Solidaridad obrera y popular para enfrentar al imperialismo y los gobiernos ajustadores y represivos.


¡Por la Unidad Socialista de América Latina!


PARTIDO OBRERO (Argentina)

GRUPO DE ACCION REVOLUCIONARIA (México)

JUVENTUD OBRERA (Costa Rica)




17 vistas0 comentarios

©2020 por Juventud Obrera CR. Creada con Wix.com