Organización de Repartidorxs Unidxs: Un nuevo paro internacional

El día primero de julio se realizó una nueva movilización de repartidores, impulsada por Juventud Obrera y la Organización de Repartidorxs Unidxs, con el apoyo del gremio de chóferes de Uber. Dicha movilización fue gestada internacionalmente por la Agrupación de Trabajadores de Reparto (ATR) de Argentina, y tuvo eco en países como Costa Rica, Brasil, Chile, Guatemala y México, entre otros.


En Costa Rica, continuando con el plan de lucha votado luego de la intervención al Ministerio de Trabajo, se llevaron las demandas al Ministerio de Salud. Como parte de la lucha por el reconocimiento de la relación laboral (con la posibilidad de continuar trabajando como independientes), se presentaron demandas formales que atañen a las condiciones sanitarias y de seguridad. La caravana, que siguió los protocolos de distanciamiento y seguridad del mismo Ministerio de Salud, posibilitó una reunión que fue atendida por la Directora General de Salud, Priscilla Herrera.


Las medidas que deben tomarse de manera inmediata implican una abordaje de las plataformas de reparto para regular los elementos de higiene respecto al COVID-19, y de los restaurantes para que se garantice un trato digno que respete los lineamientos sanitarios. Ha de recordarse que la afectación por el COVID-19 en caso de darse un brote en el gremio de repartidores no sólo afectaría a los trabajadores, sino también a clientes cuya comida fue manipulada por los “colaboradores”.


Es decir, el Ministerio de Trabajo habrá de garantizar que las y los repartidores tengan un techo para no mojarse en las esperas, que a veces duran horas. Además, ya no se deberán realizar entregas por el mismo lugar que sacan la basura, y se deberá regular de forma estricta la cantidad de peso que se solicitan en los pedidos. Todo esto, además de solucionar las problemáticas referentes a la actual pandemia, que hoy tuvo su pico de casos.



La lucha por el reconocimiento de la relación laboral permitirá también obtener un seguro de vida y por robo, límites en kilometraje y peso para todos los pedidos, cargas sociales, elementos de trabajo (casco, datos móviles, y más), baños, zonas de descanso, vacaciones, licencias ya por enfermedad, maternidad o paternidad, protocolos para el acoso laboral, servicio, aumentos de pago por viaje, soporte técnico en Costa Rica y ágil, entre otras cuestiones.


Las empresas de reparto durante la pandemia están ganando alrededor de un 60% más que en épocas pasadas, mientras que las tarifas van cada vez más a la baja. Como si fuera poco, las empresas no se contentan con el pago por el uso de la plataforma, sino que se quedan con gran porcentaje de los pagos por viaje, y cobran a los restaurantes por el mismo uso de la plataforma. Estas mismas empresas tienen sus puertas cerradas, y han ignorado todos los reclamos que se les han presentado.


Sigamos luchando por una Organización de Repartidores a escala nacional, Que el gobierno se vea forzado a tomar cartas en el asunto,

¡Basta de precarización laboral!


Por Roberto Sánchez Moreno

191 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo