• J.O.

El reclamo de repartidores ya está en las calles de Costa Rica

El día de hoy, trabajadores de reparto mantuvieron un paro de labores desde las 8 a.m. convocando a repartidores y repartidoras de plataformas como Uber Eats, Rappi, y Glovo. El paro se realizó frente a las oficinas cerradas de Uber en Plaza Antares, para hacer sentir su descontento con la precarización laboral creciente a la que se ven expuestos. Desde Juventud Obrera nos acercamos para apoyar el movimiento, y colaborar en la conformación de agrupaciones combativas frente a las patronales y las políticas del gobierno de Carlos Alvarado.


La organización del movimiento comenzó el día anterior, con el objetivo de hacer valer los derechos laborales de todas y todos los repartidores en Costa Rica. La causa radica en la considerable reducción de pagos que realizó UBER, como consecuencia de la inhabilitación de las tarifas dinámicas. En cambio, la empresa mantuvo una tarifa desregulada, en detrimento de los repartidores que en condiciones normales apenas logran cobrar, aproximadamente, un 10% del costo del pedido. Mientras tanto, deben exponerse a diversos peligros, tales como accidentes de tránsito, entregas a zonas peligrosas, asaltos y por supuesto el contagio de Covid-19.


Danny S.Goulding, trabajador de reparto, nos comentó:


“Estas plataformas no se preocupan en ningún momento por la seguridad de nosotros[…] No estamos pidiendo, estamos exigiendo que se nos respete como trabajadores[…]”



Luis Alejandro Villalta, repartidor de Glovo, comenta que a raíz de errores cometidos por los clientes, como no salir por los pedidos, la plataforma prosigue con penalidades hacia ellos y ellas. Entre las penalidades se puede mencionar una disminución de las calificaciones, lo cual tiene un impacto muy alto en su jornada, puesto que solo las mejores calificaciones en la plataforma pueden elegir sus horarios. Villalta continúa quejándose también de los malos tratos por parte de los restaurantes y los mismos clientes. Los repartidores narraron que hubo un cambio de 180 grados en el trato, siendo que en un inicio de la cuarentena les llamaban héroes, mientras que ahora se les desprecia por miedo a que estén contagiados por el Covid-19, aún cuando no existe un brote de contagio en las y los repartidores.



Luis Alejandro Villata afirma seriamente:

“Nosotros estamos pidiendo una regulación no solo en a trabajar libremente, trabajar las horas que nosotros queramos, si queremos trabajar 20 horas, trabajar 20 horas. Y si queremos trabajar 2 horas, podemos trabajar las 2 horas. Queremos una negociación en los pagos nuestros, estamos cansados de ganar 250 colones solo como una base y 190 colones en kilometraje y el resto vea como se lo gana”


Los y las trabajadoras de reparto no se están dejando pasar por encima, sino que están saliendo a las calles a demandar sus derechos promoviendo la organización. Jocselyn Quirós, repartidora, comenta sobre su participación en la conformación del sindicato Unión Nacional de Trabajadores de Plataforma (UNTRAP), en proceso de valoración. Esta agrupación nace de descontentos con la plataforma de Glovo y está conformada por trabajadores activos y “bloqueados” que están cansados de la precarización. Según Quirós las injusticias ameritan la organización de los trabajadores.


Desde Juventud Obrera exigimos un 100% de aumento en el pago por viaje sin que se traslade al usuario, una mejora en los elementos de seguridad e higiene, y un cese al cobro de 8 mil colones quincenales que no se reflejan en una mejora de la plataforma. Para esto, instamos a una convocatoria masiva e internacional de trabajadores de reparto el próximo 29 de mayo.


Para esto, instamos a una convocatoria masiva e internacional de trabajadores de reparto el próximo 29 de mayo.




!Basta de precarización laboral!

¡Por una agrupación de repartidores!



Escrito por

D. Trocas y

Roberto Sanchez Moreno.


222 vistas0 comentarios

©2020 por Juventud Obrera CR. Creada con Wix.com