• J.O.

A los recortes para el Presupuesto Nacional del 2021 los frenamos en las calles.

Actualizado: 22 de oct de 2020

Entre los días 19 y 20 de octubre del 2020 se discutió en la comisión de Hacendarios el presupuesto Nacional de Costa Rica para el 2021. En este se propusieron diferentes medidas de recortes en varias instituciones, entre ellos ¢4.100 millones contra partidas del Ministerio de Cultura y Juventud, ¢812 millones contra gastos de la Comisión Nacional de Emergencias, y un redireccionamiento de ¢28.833 millones del Banco Hipotecario de la Vivienda para gasto.




El presupuesto tendrá una especial afectación a la educación pública. La administración de las universidades públicas son cómplices totales del proceso de corporativización del modelo universitario. Han contribuido abiertamente a las exigencias neoliberales del Estado, y no les ha temblado la mano para recortar el presupuesto de las artes, letras, proyectos enteros de acción social que no han hecho más que ampliar la brecha entre los futuros profesionales y las diferentes comunidades de Costa Rica. En el 2019 la complacencia administrativa al modelo neoliberal fue explícito al pactar en una mesa de diálogo (con escasa y deslegitimada representación del movimiento estudiantil) la lucha contra el redireccionamiento del 35 mil millones de colones del FEES, mientras se mantenían tomas de edificios de las sedes regionales y central y recintos de la UCR, y cortes de ruta por parte de estudiantes de la UNA.


Las representaciones institucionales del movimiento estudiantil, reflejadas en los gobiernos estudiantiles desde hace años, no hace más que jugar dentro de la institucionalidad ya sea desde una oposición leve al gobierno o total apego a la agenda. Y no presentan alternativas políticas reales a los y las estudiantes pues se encuentran cada vez más limitados en recursos económicos o políticos por la misma administración. Las direcciones reales del movimiento estudiantil se encuentran en los diferentes colectivos y organizaciones con experiencia de lucha que orientan en cuanto a diferentes acciones en conjunto, pero incluso ahí la falta de dirección política clara se presenta como un obstáculo difícil de remover.


En el 2019 las y los estudiantes de las Universidades Públicas llevaron a cabo grandes manifestaciones de descontento con estas medidas e incluso lograron la dimisión de la Ministra de Hacienda y la reducción de 70 mil millones de colones en redireccionamiento, a la mitad. Hoy en día ni siquiera estamos ante el redireccionamiento del capital, sino que estamos ante una reducción de 54 mil millones de colones del presupuesto total del FEES. Estos recortes se realizarán en un presupuesto extraordinario que va a presentarse en el mes de enero.


El gasto terminará afectando principalmente al cupo de ingreso de nuevos universitarios. Esta es una medida elitista puesto que la educación pública secundaria presenta índices más bajos de graduados y graduadas que colegios de pago, afectando esto tanto a zonas urbanas como rurales. A la población vulnerable de secundaria se le va a sumar las problemáticas de la virtualidad educativa y la limitación de cupos producto del recorte.


Las sedes y recintos de las diferentes universidades pueden verse altamente afectados, ya que algunos con medidas anteriores de recortes más leves han tenido que cerrar el campus puesto que se quedaron sin presupuesto, tal es el caso de la sede UCR de Paraíso en Cartago. También es el caso de importantes programas de acción social que brindaban ayuda a diversas comunidades del país, muchas de ellas en estados de vulnerabilidad. De igual manera las carreras que se consideren “desechables” sufrirán grandes recortes dificultando su continuación.


Ha llegado la hora de despertar al movimiento estudiantil combatiente, que como en el 2019 se sumó a las olas de descontento social en Latinoamérica, una vez más debe acudir a su llamado. Las y los trabajadores de Costa Rica hoy día toman las calles a lo largo y ancho del país. De la unión con ese movimiento de lucha, les estudiantes obtendremos la fuerza para detener el recorte. Llamamos a hacernos presentes en las convocatorias del jueves 22 a las 10 am en el Pretil de la Universidad de Costa Rica, y el sábado 24 a las 10 am en la Plaza de la Cultura.


D. Trocas.

33 vistas0 comentarios

©2020 por Juventud Obrera CR. Creada con Wix.com